Lo fácil en nuestra alma es lo más poderoso

En las constelaciones familiares se vuelve claro como de poderosas son las fuerzas que actúan en nuestras familias. Muchas veces damos explicaciones baratas sobre esto; por ejemplo; cuando hay una separación o un suicidio, porque no comprendemos la profunda fuerza que funciona en nosotros.

 

¿Te has encontrado alguna vez haciendo cosas sin comprenderlas y más tarde te has juzgado por ello? o ¿alguna vez te has sentido bajo, infeliz, sin saber de dónde viene? ¿Y cómo te ha sucedido?

 

En constelaciones también podemos ver claramente que somos tomados en servicio en muchos diferentes destinos de los que no sabemos nada. Y esto viene de más atrás que de nuestra actual familia, conectándonos al sufrimiento de la humanidad.

 

Muchas veces nos sentimos atraídos en cargar el sufrimiento de nuestras previas generaciones. Muchas enfermedades mentales y síntomas físicos pueden tener como causa el querer conectar con este sufrimiento.

 

Sentimos que compartiendo el sufrimiento de la humanidad somos leales y pertenecemos. Pertenecer es la gran necesidad en nuestro organismo, nos da la sensación de seguridad y de identidad, pero muchas veces reviviendo y repitiendo el sufrimiento de nuestra familia lo que hacemos es prolongar y pasarlo a la siguiente generación, a nuestros hijos.

 

Solo hay una sola solución y e388770_293495214027037_134840056559221_813757_1660566856_nsta es el regresar a lo ordinario, al día a día, a lo fácil.

 

El individuo no puede cargar este sufrimiento por si solo, es demasiado. El equilibrio de nuestra propia vida es muy sensitiva. No podemos sosenerlo y mirar todo al mismo tiempo, esto va más allá de nuestras capacidades.

 

Al final hay solo una posibilidad. Algo muy fácil.

 

Mirando a tu actual familia; mujer, niños, pareja, disfrute, tiempo libre, felicidad y tristeza, viéndolo todo tal como es y como viene ahora, entonces es cuando uno puede sentir la facilidad en su alma.

 

Ahora, si miras atrás a tus ancestros, arrodillándote y dándoles las gracias por este gran regalo de estar vivo, entonces nace la sensación de sentirte nutrido, nace la facilidad en tu presente.

 

Lo fácil en nuestra alma es lo más poderoso, es la fuerza y al mismo tiempo es fácil. Esto lo puedes entrenar yendo en lo fácil, y ello está es lo ordinario del día a día.

 

Otros artículos