Entradas de prabhati

Entradas escritas por prabhati.

Sin título

 

Carla Maria Missas

Productora y organizadora de talleres en San Sebastián – Donostia

Telf: 676 525 493

Email: carlamelody.cm@gmail.com

 

Irene

 

Irene Marañón

Productora y Organizadora de los talleres en Gijón

Telf: (+34) 645 627 560

Email:  info@sabaiterapiasnaturales.com

eva-guillemEva Guillem

Productora y organizadora de talleres en Valencia

Telf: +34 610 67 18 12

Email: infoakhaldan@gmail.com

 

schneider

Elisabeth Schneider-Kaiser, terapéuta reconocida en Europa en el campo de los efectos del choque y del trauma, enfoques curativos integradores. Es miembro del cuerpo docente de Somatic Experiencig®

Formada en Terapia de Activación Comportamental, en Terapia centrada en el cliente con Carl Rogers,  en Somatic Experience con Peter Levine, y en Narm (modelo relacional neuro afectivo). Trabaja principalmente con los efectos de choque y de trauma.

Prácticas individualizadas y en grupo con experiencia de más de 30 años. Realiza Supervisiones, Sesiones individuales y Seminarios en Alemania, Italia y Dinamarca.

Su trabajo se centra en las personas. Trabaja con los efectos del choque y del trauma en violaciones-abusos, reflejos prenatales y sus impulsos, embriología, comprensión de los órganos con relación al choque del trauma, la comprensión,….etc

A acompañado equipos de entrenamiento durante 15 años. Tiene una gran variedad de enfoque por sus largos años de epxeriencia, que junto con la curiosidad, la presencia y la atención dan un caracter único y cercano a las personas.

 

Theo Kaiser

Teo Kaiser
Theo Kaiser, terapeuta Alemán, nacido en 1953
Certificado en Rolfing. terapia Craneo sacral, biodinámica con el Dr. William M.Allen.
Osteopatia visceral con Didie Prat y J.P.Barral
Terapia de Schock y trauma con Dr.Peter Levine
Narm con Laurence Heller
Facilita prácticas individualizadas y en grupo con experiencia de más de 30 años. Realiza Supervisiones, Sesiones individuales y Seminarios en Alemania, Italia y Dinamarca.
A acompañado equipos de entrenamiento durante 15 años

Hay una idea del camino espiritual que se retira de la vida, por ejemplo cuando sólo meditamos o nos retiramos de la vida como si ya hubiese llegado a su término. Los suicidas tienen la misma actitud. Sienten que ya vivieron la vida y por ello la vida les da igual. Eso no es espiritual.

Espiritual es asentir a la vida tal como es, la vida común con sus tareas, con sus ganas, con su dificultad, tal como es. Eso es espiritual, eso es sintonía. No lo otro donde uno, por así decirlo se aleja de lo común.

¿Es imprescindible pertenecer para vivir una buena vida?

Uno debe pertenecer para sentirse bien, pero hay distintas maneras. O sea que yo puedo sentir la pertenencia a mi familia. En ese caso me siento cuidado en la familia. Esa pertenencia es muy íntima. Sin embargo, si permanezco allí, luego de un tiempo mi desarrollo se verá entorpecido. Si yo no reconozco los valores de otras familias, si por ejemplo un hombre se casa con una mujer en cuya familia rigen valores diferentes y él no reconoce esos valores, el matrimonio fracasará. Es decir que es necesario ampliar los límites de su pertenencia. El hombre, entonces, en cierta medida debe apartarse de su familia. Y así se va desarrollando.

Aquel que está unido a la totalidad está, al mismo tiempo, unido y solo.

Bert Hellinger

Necesitamos unos límites sanos. Son necesarios para que nos podamos percibir y cuidar como personalidades propias, con sus necesidades, pensamientos, sentimientos y una sensación corporal segura.

Unos límites seguros son una condición sin qua non para poder abrirnos a relaciones interpersonales, al amor, a la naturaleza y en definitiva a la existencia, sin perdernos a nosotros mismos. Sin unos límites sanos no podemos abrirnos sin perdernos a nosotros mismos. Los límites permiten entablar y mantener relaciones equitativas.

Quizás ya hayamos perdido, en nuestra temprana infacia, la sensación de lo que son unos límites seguros a causa de accidentes, operaciones y trangresiones forzadas y/o con violencia. O bien nunca hemos podido desarrollar y aprender la sensación de lo que son unos límites seguros en las relaciones que mas nos han marcado, al no haber nadie en nuestra familia de origen quién nos la haya podido expresar y transmitir.

Este tipo de experiencias en muchas ocasiones nos llevan a no poder tener una sensación de seguridad y de bienestar dentro de nuestros propios límites, nuestras fronteras. También sucede que para sentirnos seguros hemos desarrollado unos límites y unas fronteras inflexibles que nos aislan y apartan del mundo.

  • Unos límites sanos nos proveen de orientación
  • Unos límites sanos nos dan seguridad y protección
  • Unos límites sanos nos posibilitan relaciones sostenibles

Satyarthi   

Cuando te relacionas con gente, de mil y una formas eres provocado, retado, seducido. Una vez y otra vas a conocer tus dificultades, tus limitaciones, tu rabia, tu lastre, tus posesiones, tus celos, tu tristeza, tu felicidad, todos sentimientos van y vienen, sintiéndote constantemente en un remolino. Pero esto es solo una forma de conocer quien eres.

El autoconocimiento no es el conocimiento de un yo muerto, el conocimiento de si mismo es el conocimiento del proceso del Yo. Es un fenómeno vivo.

El Yo no es una cosa, es un evento, es un proceso. Nunca pienses en términos de cosas, el Yo no está dentro de ti como una cosa esperando en una habitación. El Yo es un proceso: cambiante, en movimiento, llegando a nuevas altitudes, moviéndose dentro de nuevos planos, yendo profundo hacia nuevas profundidades.

En cada momento hay mucho sucediendo y la única forma de encontrar el Yo es encontrándolo en una relación.

Osho, Tao: el camino sin camino, Vol.2

Osho

Según Osho cada ser humano es un Buda con la capacidad de iluminarse, capaz de amar incondicionalmente y de responder en lugar de reaccionar a la vida, aunque el ego por lo general impide esto, identificándose con el condicionamiento social y creando falsas necesidades y conflictos y un sentido ilusorio de identidad que no es nada más que una barrera de sueños.

Osho considera a la mente, en primer lugar y ante todo, como un mecanismo de supervivencia, replicando estrategias de comportamiento que han resultado tener éxito en el pasado.

Osho presentó la meditación no sólo como una práctica sino como un estado de consciencia que es mantenido en todo momento, una total consciencia que despierta al individuo del sueño de las respuestas mecánicas condicionadas por las creencias y expectativas.